Categorías

2018

La ciudad es una entidad que evoluciona constantemente, surgida para responder a los problemas específicos de su tiempo. Esta categoría premia innovaciones que contribuyan a hacer de nuestras ciudades lugares más eficientes, agradables y sustentables para habitar, trabajar, colaborar, compartir y divertirse.

Los seres humanos, al igual que el resto de los seres vivos, necesitan una variada y equilibrada alimentación, que es fundamental para una vida sana. La base de una buena nutrición reside en el equilibrio, la variedad y la moderación de nuestra alimentación. Pero la alimentación moderna es muy a menudo desequilibrada, lo que provoca efectos que se ven agravados por una vida cada vez más sedentaria. Esta categoría premia aquellas innovaciones que contribuyen a una alimentación más sana y provechosa.

El Diseño Industrial es una actividad que busca mejorar las cualidades de los activos y los productos industriales, poniendo énfasis en la solución que aporta el diseño a las personas y los procesos de manufactura. Las innovaciones en esta categoría crean nuevos productos que buscan mejorar los procesos de producción para optimizar los recursos y hacer mejor uso de la tecnologías disponibles para la actividad industrial.

La categoría Avonni en Educación y Cultura busca reconocer innovaciones en gestión y nuevos modelos de negocios que contribuyan a potenciar de manera sustentable la producción, promoción y acceso a la cultura y educación.

Los emprendimientos sociales son aquellos donde el grueso del valor creado por el emprendimiento es difícil de capturar por la empresa y tiende a beneficiar principalmente a la sociedad en general o a un segmento específico de ésta.  Se enfocan frecuentemente en el trabajo comunitario y en el diseño de nuevas prácticas para esa comunidad; a menudo tienen que ver con nuevas formas de comunicación y cooperación. Esta categoría premia la innovación de carácter social que logra volverse autosustentable y escalable en el tiempo e impacta de manera significativa la calidad de vida de las personas.

Uno de los mayores retos de la economía chilena es en materia energética, por lo que la innovación es un elemento clave para el avance de la llamada “transición energética” de este sector. En ese camino, la categoría busca premiar avances en cuatro áreas de desarrollo: Producción de energía limpia y a bajo costo; Redes seguras e inteligentes que solucionen grandes gestiones de datos, nuevos mercados, suministro, tráfico y congestión energética; Eficiencia, medición y almacenamiento: dispositivos e ideas que permitan rastrear, gestionar, reducir o adaptar el consumo energético; y por último, proyectos, iniciativas o campañas públicas y/o privadas que promuevan el uso y el valor de la energía como un recurso de aporte fundamental para la sociedad y el cuidado del medio ambiente.

La innovación en la gestión pública se materializa en la capacidad que tienen las organizaciones vinculadas a la administración pública de organizar los recursos disponibles para desarrollar nuevas tareas y modificar las estrategias de acción local o nacional, con el fin de atender mejor los problemas que enfrentan dichos espacios desde la óptica de los ciudadanos. Esta categoría premia los programas, servicios, equipos o procesos más innovadores que provengan del sector público, tanto internamente como en colaboración con los privados, la academia y/o la sociedad civil.

Las actividades mineras y metalúrgicas han dependido históricamente de los factores dados por la naturaleza al ser su principal sustento el recurso mineral, por lo que, más allá de la creación de nuevas aleaciones, el principal factor en el que el ser humano ha tendido a incidir es en la creación y aplicación de tecnologías que ayuden a la eficacia, eficiencia y sustentabilidad de los procesos de extracción, transporte y procesamiento de éstos. Esta categoría premia a aquellos postulantes que han desarrollado productos, soluciones, tecnologías y/o servicios innovadores para extraer, transportar y procesar los recursos mineros.

En una economía cuyo modelo ha dependido históricamente de los recursos naturales como la de Chile, las innovaciones en este sector tienen un alto impacto en favor del desarrollo del país. Si a esto se une el desafío de explotar dichos recursos preservando el medio ambiente, el desafío es de gran escala. El aprovechamiento eficiente y sustentable de los recursos, la transformación de éstos en productos de clase mundial, así como la oferta de servicios destinados a aportar valor al sector manteniendo el ecosistema, son claves para llevar a nuestro país a ser una potencia económica mundial. Esta categoría busca premiar los procesos, modelos, tecnologías y soluciones más innovadoras para el uso correcto de los recursos disponibles.

Las innovaciones en el ámbito de la salud ayudan a mejorar el bienestar físico y mental de las personas, a promover un pleno desarrollo físico y psicológico y a lograr una mayor longevidad de las personas. Esta categoría premia a las soluciones más innovadoras en este ámbito, tales como nuevos medicamentos, prácticas de cuidado de la salud y prevención de la enfermedad en todas sus formas y el desarrollo de nuevos procedimientos terapéuticos más eficaces y/o económicos.

Las TIC han pasado a jugar un rol central en los cambios sociales alrededor del mundo y, por lo tanto, los avances en esta materia determinan el desarrollo económico local y el lugar que ocupamos en el escenario internacional. Cuando aplicadas a un servicio, el ámbito de más acelerado crecimiento de nuestra economía, el resultado es una nueva dimensión de avance. Esta categoría premia aquellas tecnologías orientados a responder de forma más innovadora a las necesidades de los consumidores en materia de servicios.

Organiza:

Colaboran:

Auspician: